Volver al hogar (Diario de Zareba)


A la mortecina luz de las antorchas, contemplo una vez más las puertas del lugar en el que he vivido durante casi un año. Ha sido un tiempo para recordar, compartiendo el pan y la sal con estupendos camaradas de armas y sirviendo con honor al ejército de Ventormenta. Aquí, bajo la luz de las estrellas y arrullada por el susurro de las hojas de los árboles del Bosque Elwyn, recorro con la mirada una última vez los sólidos muros del recinto, las imponentes almenas y el cuerpo de guardia.
Son muchos los recuerdos que guardo de este lugar, muchas noches de vigilancia nocturna, muchos entrenamientos con veteranos...y con los novatos muchachuelos llegados desde las zonas rurales.

Ha sido una buena etapa en mi vida, mas ahora debo partir de nuevo. Ya he firmado los papeles de licencia y ahora tomo una nueva senda en el camino, un nuevo rumbo que seguramente me lleve lejos de aquí. Tengo mucho que pensar y muchas decisiones que tomar. Quizá retorne a Forjaz a ver a los míos antes de hacer ninguna elección. Volver al reino de los enanos siempre me ha resultado muy relajante. Es como volver al hogar. No, rectifico. Es volver al hogar y donde esta el hogar está el corazón.

FIN DEL DIARIO DE ZAREBA